Charlando con Carolina

Carolina Otero & The Someone Elses
Carolina Otero, al frente de The Someone Elses, ha publicado su tercer disco bajo el nombre de "Diastema girls". Esta es la entrevista completa que mantuve con ella para poder armar el texto que se publicó en Mondo Sonoro (Ed. Comunidad Valenciana) en el mes de octubre de 2015. Disfrute usted.

- ¿Carolina Otero & The Someone Elses es un proyecto unipersonal o se puede considerar una banda al uso?

Yo misma compongo las canciones pero es cierto que, desde que se consolidó el proyecto (eso no es necesariamente sinónimo de éxito sino de vínculos y fe en mis canciones por parte de los miembros de la banda, así como un sonido propio), pienso mucho en The Someone Elses al componer, en lo que les puede gustar, en arreglos que yo no podría ejecutar pero quisiera para cierto tema o pasaje conociendo sus puntos fuertes. En un momento dado (allá por 2009) me sentí con la necesidad de reivindicarme como cantautora, que es lo que soy (de ahí que mi nombre quede tan expuesto). El inglés “singer song-writer” es muy seductor y parece que tiene connotaciones más positivas que en castellano. En la música anglosajona los cantautores suelen sonar a banda, “son” con su banda. No sé si me explico. Yo quiero ser yo con mi banda.

- En cuanto a sus miembros se refiere, el grupo parece consolidarse con el paso del tiempo, pero tú sigues firmando, salvo raras excepciones, todas las canciones. ¿Es algo pactado entre vosotros o aflora de manera espontánea?

En muchos grupos es uno solo el que compone y ese es mi rol aquí. Yo monté el proyecto con mis canciones por pura necesidad pues no podía llevarlas a Lülla, que trabaja de otro modo. Busqué los músicos y se creó una especie de familia; por eso sé que soy muy afortunada. Además, por ahora, no me imagino cantando temas de otros, aportando únicamente mi papel de intérprete como es tan habitual en la canción ligera española. Otra cosa es poner una armonía vocal en un estribillo ajeno o un susurro aquí y allá… en esas situaciones puedo ser más “relajada” y menos dictatorial.

- Poetisa aguerrida, bloguera de pro, Lülla, colaboraciones con Mad Robot, profesional de la docencia, cabeza visible y pensante de The Someone Elses... ¿Cómo llevas esa hiperactividad? ¿No temes al refrán aquel de "aprendiz de mucho..."

En verdad temo por mis dolores de cabeza pues es cierto que, en ocasiones, se me llega a juntar más de una cosa y yo, que sufro migrañas, lo paso mal. Por lo demás, nunca he hecho nada por aparentar. Mi pasión por la escritura, por ejemplo, no es en absoluto reciente ni me he apuntado a ninguna moda; se remonta bien atrás, a la pubertad. Además, creo que todo lo que hago, al final, se retroalimenta. Con Mad Robot, por ejemplo, he aprendido mucho de tocar para Mike Grau, en composición y guitarra, lo que ha revertido de algún modo en mi nuevo disco. En definitiva, todo esto es lo que me gusta hacer aunque no me gane la vida con ello; la historia está llena de docentes escritores. No creo que haya que avergonzarse de querer disfrutar creando por la mera pasión de crear.

- ¿Benidorm o Formentera?

Benidorm, detonándolo, haciendo con él tábula rasa. (Tu pregunta tiene trampa; también mi respuesta.)

- Después de dos excelentes discos, nuevo cambio de estudio para este Diastema girls, ¿chicos con culo de mal asiento o, simplemente, necesidad de nuevos aires?

Yo siempre quiero probar cosas diferentes -distinta manera de crear, distinto productor-. Había escuchado cómo trabajaba Paco y quise vivir esa experiencia. Creo que ha sido una de las mejores vivencias que he tenido (sin distinguir lo musical; incluyo otros tipos de experiencias) aunque no todo haya sido diversión. Para “Diastema Girls”, por ejemplo, desde el momento en que decidí la primera canción, he trabajado meticulosamente en la composición y justo hasta cerrar la masterización, decidiendo a conciencia los segundos entre tema y tema. Todo esto sé que parece una exageración pero así me lo he tomado esta vez, intentando mejorar cada parte y el todo. The Someone Elses se entusiasmaron también con el proyecto de Cádiz porque, como melómanos que son, no sólo les gusta el indie y sabían que Paco había producido bandas power pop como The Posies.

- Paco Loco, personaje de sobra conocido en el mundo alternativo, ha pilotado la grabación. ¿Qué ha aportado a esta entrega recién estrenada?

Ha aportado creatividad e imaginación (con soluciones para todo, detalles corales que suman mucho…) e incluso ha interpretado algún instrumento. Entre otros, toca el armonio en “The Greener Grass Dreamer”, idea suya para la canción que es, creo, la más intervenida del álbum.

- ¿Qué diferencia encuentras entre él y vuestros anteriores productores, Hi-Lo Ray y Dani Cardona?

Son los tres muy diferentes. Hi-Lo Ray aportó mucha crudeza en general y en las guitarras en concreto. Dani Cardona esplendor sonoro. Paco Loco aportó a Paco Loco.

- Gary Louris participa, con su guitarra, como invitado en el tema Susan. ¿Cómo surge esta colaboración?

Estas cosas al final surgen de manera espontánea, sin plan previo. Sucede que convivimos unos días con Gary en la casa de Paco y Muni. Cenábamos con él y jugábamos a adivinar canciones y contar chistes bizarros, desayunamos con él en pijama y le acompañamos a hacer unos recados por Cádiz. Una vez se acercó al estudio mientras yo grababa. No teníamos muy claro un pasaje y Paco nos preguntó a Dani y a mí si queríamos que él mismo grabara el solo. Asentimos asombrados y, de la manera más natural, Paco se lo preguntó y él accedió. Súper cercano, me consultó sobre qué idea llevaba y estuvo un rato improvisando. Flipante.

- Al hilo de la anterior pregunta, me llama la atención la austera lista de invitados con que nos encontramos, comparándola con vuestro Benidorm. ¿Se ha debido a la lejanía del Puerto de Santa María o esa lejanía ha sido premeditada para hacer una grabación más íntima y evitar la tan cacareada endogamia de cierto sector de la escena local?


Yo tenía muy claro que quería hacer un disco distinto. Ojalá lo haya conseguido. Lo de las colaboraciones me hizo ilusión en su momento pero no pretendía repetirlo. Respecto a la endogamia, cuya acepción principal es “fecundación entre individuos de la misma especie”, la he oído bastante en crítica musical. Entiendo que se usa en sentido peyorativo y que se refiere a gentes cercanas de un mismo sector artístico haciendo colaboraciones. Supongo que hay endogamias celebradas e incuestionables (Jack White con Brendan Benson en The Racounteurs, J.W. con Alison Mosshart como The Dead Weather, J.W. poniendo voces para Electric Six… ) y no celebradas ( la de los músicos pequeños que no pintamos mucho). Yo he hecho colaboraciones con gente de la música de distintos “grupúsculos” y he disfrutado mucho. Lo más reciente, con The Standby Connection y Mad Robot. Al final, todo consiste en darse gustito sin molestar, ¿no?

- ¿Dónde encajarías a CO&TSE en el actual panorama musical nacional?

Esta frase es un poco larga pero no encuentro un adverbio: somos una banda de pop y rock a partes iguales que intenta hacer canciones bonitas sobre temas universales y no transcenderemos pero no hace falta y lo digo sin acritud.

- ¿Cuáles son tus pretensiones con Diastema girls? ¿Hasta dónde y a quién quieres llegar?

Me gustaría que la gente comprara nuestro disco y se lo pusiera en el coche como yo  hago con los discos de otros (soy de CD) y que fuera a los conciertos porque le ha gustado y quiere tararear y cabecear. También quisiera rodarlo por España y, tal vez, en un festival que tenga a bien mostrar lo guay que nos lo pasamos tocando.

- ¿Qué va a encontrar el seguidor habitual de CO&TSE en este disco con respecto a los anteriores trabajos?

Mejores canciones y más cohesión, mayor variedad temática, dinamismo y vitalismo; para lo chunga que soy creo que el disco es muy positivo y cantable.

Carolina Otero & The Someone Elses en Bandcamp

 

Burning, tiempo presente

Johnny Cifuentes. Vivo y salvaje.
Por lo general, no soy de esos que están siempre pensando en que cualquier tiempo pasado fue mejor, no. Me gusta seguir la actualidad, ver que ofrecen las nuevas hornadas a mis tímpanos y a mi corazón. Aclarado esto, recién llego a casa, vengo de la FNAC con ese regalo que me acabo de hacer, el "Vivo y salvaje" de los Burning. Chulos ellos. He visionado el DVD, he palpado ese bonito estuche donde viene junto a dos Cd's más, he sonreído leyendo los cariñosos créditos y, porqué no decirlo, he vuelto a disfrutar como el tonto de los palotes que soy.

En 1979, finalizando una década, los vi por primera vez en directo en Crevillente (Alicante). Me considero un privilegiado al haber podido vivir aquella noche, con la formación titular del momento. Ese día me enamoré de ellos (sin mariconadas, ¡eh!), ese día quedé totalmente atrapado entre sus garras. Y la vida siguió, para todos. Baja tras baja, disco tras disco, desencanto tras ilusión, ilusiones tras desencanto... como todo hijo de vecino.

Me viene a la cabeza mi época de pinchadiscos en los clubes Gasofa y Garage Arena, allá por los 80, sus vinilos tuvieron invariablemente sitio preferente en mi cabina, ¡vaya si lo saben bien mis amigos! Y siguieron pasando los años, pero, no sé por qué, siempre iba encontrando un hueco para volver a escuchar sus canciones y evitar que fueran enterradas por el polvo del olvido. Esto no me pasa con todos, de hecho, muchos otros han pasado a mejor vida en mis recuerdos.

Y nunca fue la nostalgia el motor de mis impulsos burnianos, porque, también, siempre he encontrado un momento para ir siguiendo todas sus novedades, prestar atención a su actualidad y avanzar en el camino. Me gustara más o me gustara menos, envejecer junto a ellos se ha convertido en una transición placentera. Estar pendiente de sus andanzas ha sido una necesidad vital para mí y, lo mejor, nunca me han decepcionado.

Este "Vivo y salvaje", en pleno 2015, sirve para certificar que Burning, con su maravillosa formación titular actual, está en un excelente estado de forma y que, desde hace mucho tiempo, es patrimonio fundamental del rock español. Y gran parte de culpa de que esto sea así, se la debemos a Johnny Cifuentes, un tipo que ha sabido mantener con dignidad, durante 40 años, el estandarte y legado burniano. ¡Gracias!

Burning, tiempo presente.

Blaire Alise and The Bombshells

Blaire Alise (foto por Doug Coombe)
Blaire Alise es de esa clase de artistas que huye de sentarse sobre un taburete armada con una guitarra acústica y dispuesta a darnos la tabarra. Después de todo, ella es de Detroit. Blaire es conocida por sus enérgicas y atractivas actuaciones, donde destila una exquisita mezcla de pop sesentero y garage rock. Sus canciones están repletas de guiños pegadizos, letras optimistas y maravillosos coros que evocan el sonido de aquellas buenas bandas femeninas de los 60, todo ello aderezado con vigorosas dosis de rock garagero que te recuerdan que sus raices están en Detroit. Piensa en unas Ronettes viviendo a las afueras de la Ciudad del Motor. Sus influencias abarcan a artistas tales como Wanda Jackson, Lesley Gore y Little Willie John, sin dejar de lado a algunas bandas detroitinas de garage rock que abrazan sin ningún pudor.

Blaire Alise & The Bombshells llevan funcionando desde el 2012. Su primer larga duración (For my darlin') fue producido por Jim Diamond en sus estudios Ghetto Recorders y fue lanzado al mercado en el verano de 2014. The Metro Times lo incluyó en su Top 10 de mejores álbumes de dicho año. Un excelente debut para esta jovencita de 19 años.

Más información en blairealise.com y blairealise.bandcamp.com

 

Ambros Chapel publican The last memories

Ambros Chapel - The last memories
Nos encontramos ante una selección de magníficas canciones, construidas todas ellas con una intensidad que embelesa y una densidad que atrapa. Cincuenta minutos de cadencia hipnótica, que solo se toman un respiro en el pasaje firmado como Situation. The last memories es brillantez creativa e inteligente afectación, la justa. Ambros Chapel, disco tras disco, robustece su seductor abecedario sonoro y en esta nueva entrega no tenía porqué ser diferente. Si hubiera que definir este trabajo en una sola palabra, esta sería: belleza.

Editado por 7Days Music & Harmony Records. Más información sobre ellos en su BandCamp.

* Esta reseña apareció publicada en Mondo Sonoro (Comunidad Valenciana).

 

 

Entrevista a Virgen

Virgen (foto por José Manuel García Ñíguez)
Mondo Sonoro (Comunidad Valenciana) me pidió una reseña del grupo alicantino Virgen para la sección "Escaparate" con motivo de su recién estrenado disco Polsaguera. Aquí te dejo la charla completa.


¿A qué se debe el nombre de Virgen?


- Cuando empezamos hace unos 15 años nos llamábamos Dusk, pero las cosas comenzaron a ponerse serias, nos clasificamos para la fase final del concurso Villa de Bilbao y el productor Pablo Iglesias (Hora Zulu, Lagartija Nick) nos propuso producirnos nuestro primer disco. Ese fue el momento en que nos planteamos cambiar el nombre a otro que fuera fácil de recordar y que no dejara indiferente y fuese en castellano. Virgen fue el elegido aunque por unas semanas nos llamamos Coimbra.
 
Ha habido un largo lapso entre vuestro primer disco y este Polsaguera, casi 9 años, ¿algún motivo en especial para este prolongado parón?

- El año siguiente del primero, ya teníamos el grueso de nuestro segundo disco preparado. Estábamos ultimándolo cuando nos dimos cuenta de que no nos satisfacía al 100%. Se iba por derroteros muy técnicos y decidimos hacer borrón y cuanta nueva así que nos encerramos en una casa de montaña en la Sierra de Segura y compusimos Polsaguera. Estábamos listos para entrar en estudio pero un cúmulo de problemas personales, trabajos etc... hicieron que se dilatara mucho más de lo deseado. Finalmente hemos encontrado el momento perfecto para que este disco vea la luz y, ahora que hemos conseguido activar la banda, pensamos luchar por ella con uñas y dientes.
 
Durante todo ese periodo, ¿habéis estado inmersos en otros proyectos musicales o ha sido una hibernación total?

- Hemos estado involucrados en algunos proyectos, pero nuestra prioridad siempre ha sido Virgen, hemos seguido ensayando y viéndonos, somos grandes amigos además de compañeros de banda y, aunque ha habido un gran parón, siempre hemos tenido claro que en un momento u otro, volveríamos a los escenarios, lo difícil ha sido encontrar el momento justo para hacerlo.
 
Es evidente la evolución creativa desde aquel Primera vez, ahora abrís vuestro espectro sonoro a más tendencias y, a mi entender, el resultado final resulta muy atractivo y creíble. ¿Cómo se plantea este cambio en el seno de la banda, fluye de una manera natural o es algo premeditado?

- Surge de manera absolutamente natural. Siempre hemos huido de las etiquetas, no nos gustan los talibanes musicales. Han pasado muchos años desde nuestro anterior disco y ha pasado mucha música por nuestra manos, es inevitable la madurez musical, pero nunca renegaremos de nuestro pasado, todo lo contrario.
 
Veo que le dais una importancia especial a la terreta... ¿hasta que punto os motiva e inspira la Vega Baja?
 
- Es el lugar donde nos hemos criado y nos hemos formado como personas. Nuestro amor/odio por nuestra tierra ha sido un tema de conversación entre la banda desde siempre. Comenzamos a inspirarnos en nuestra tierra para las composiciones y cuanto más investigamos más identificados y cómodos nos sentíamos. Digamos que dejamos de mirar hacia fuera y decidimos mirar hacia dentro.

Y ya que estamos con el tema, ¿realmente existe una escena underground en la zona?
 
- Existe una escena fascinante. Muchísimas bandas de una calidad que no tiene nada que envidiar a las de las grandes ciudades y, sobre todo,  muy originales. Lo triste del asunto es que no existen casi sitios para tocar en directo y, mucho menos cobrar por ello. Además, los sellos nunca miran hacia aquí, lo cual es, a nuestro entender, un gran error.

¿Polsaguera es una obra conceptual y concebida para una escucha ordenada a través del tracklist de los créditos? Me refiero a si gana con una reproducción del 1 al 11 o da igual que el oyente le dé a su botón de random.

- Este disco está concebido como un todo, las canciones están hiladas entre sí y así es como nos gustaría que lo escuchara el oyente,  pero también es cierto que se pueden escuchar por separado sin problema.

La producción me parece excelente. Todo luce de una manera sobria y contundente, una deliciosa maraña sónica que siembra el caos con gran inteligencia y sin perder nunca el control sobre él, ¿obra y gracia de Pablo Pulido?

- Muchísimas gracias. La producción es obra de Pablo Pulido y de la propia banda. Pablo estuvo presente durando la composición en la montaña con todo su equipo de grabación y dio su opinión sobre las mismas. Luego, en la grabación fue más de lo mismo, entre todos dimos, después de darle varias vueltas, con el sonido que estábamos buscando.
 
¿Preparados para la vuelta a los escenarios? ¿Qué planes hay a corto plazo?

- Estamos totalmente preparados para la vuelta a los escenarios y muy motivados para ello. Nos espera el inicio de la gira de presentación del disco. Vamos a lanzar unos vídeos de unas sesiones grabadas en directo en Estudio Uno (Colmenar Viejo) y estamos recopilando información sobre un futuro documental sobre la historia de la banda y la escena en la Vega Baja.