Una entrevista para RockSí!

Valencia Sona
Después de tres ediciones… ¿Tiene el Valencia Sona la forma con que lo imaginaste?

-- A nivel personal me encuentro muy contento y satisfecho. Creo que el sueño no se ha deformado ni convertido en una pesadilla. Valencia Sona sigue manteniendo intacto todos sus principios básicos: honestidad, transparencia, credibilidad e independencia. De hecho, por eso continuo como coordinador en esta maravillosa experiencia.

¿Cuál fue la mayor dificultad a la hora de ponerlo en pie?
-- Por suerte, trabajo en una empresa, Roxy Club, donde la palabra imposible no existe. Personas como Roberto El Gato y el gran Boss Delfín Silla, madres parideras del concepto Valencia Sona, han sido los responsables de derribar los posibles obstáculos iniciales con que se pudo encontrar el proyecto. Supongo que una de las principales dificultades al comienzo fue la de convencer a un sponsor que invirtiera su dinero. Gracias a Cervezas San Miguel estamos en la lucha. Por mi parte, el gran reto fue, sin duda, que algo desarrollado desde una ciudad de “provincia” tuviera aceptación y repercusión en todo el estado español.

¿Qué ha sido lo mejor de las pasadas ediciones?
-- Evidentemente los ganadores, Species y Cultura Probase. Descubrir a dos bandas tan acojonantes ha sido el mejor regalo del Valencia Sona. Al margen de esto, es gratificante tantear la salud del panorama musical cada año, trabajar en las trincheras, ver y oír lo que se cuece en los locales de ensayo de toda España. Y por que no... disfrutar de la ilusión que depositan en el concurso los participantes, he conocido a muy buena gente.

¿Algo malo?
-- No poder premiar cada año a 50 o 60 grupos de la misma forma que lo hacemos con el ganador.

¿Cómo lo llevan los anteriores ganadores, de Species lo sabemos casi todo? Pero… ¿Y Cultura Probase?
-- Species se han convertido en parte de la gran familia Roxy. Seguimos con un excelente rollo mutuo. Son grandes chicos y terminarán asentándose como una de las mejores bandas del país, aunque creo que ya lo son. Cultura Probase no les va a la saga. Actualmente están grabando su disco en Vigo que editará Caroline y verá la luz para principios del 2001. Luego girarán por toda la península presentándolo. Otra peña que va a dar mucho de que hablar... y bueno.

¿Eres calvo natural o te rapas?
-- Va por zonas, en la coronilla y como herencia genética de mi padre (gracias papá) luzco al natural. El resto me lo rapan.

Haz un balance rápido de esta edición… Participación, nivel…
-- El balance que se puede hacer a estas alturas del concurso es básico. El número de grupos inscritos sigue siendo elevado: 536. Fuera de plazo han llegado unas treinta maquetas más. Pero creo que lo que hay que destacar este año es que el nivel de calidad ha sido superior. Entiendo que a la vista de los ganadores de las anteriores ediciones, algunas bandas aún verdes y no listas para salir del local de ensayo se hayan retraído a la hora de enviar su trabajo. El concurso ya es conocido y tiene solera, así que el que participa ya sabe a lo que viene y la dura competencia con que se va a encontrar. De todos modos, para mí lo atrayente y excitante comienza en la Fase de Directo. Es ahí cuando los grupos pueden demostrar, realmente, todo su potencial. La fase de preselección es como un pequeño, aunque duro, aperitivo. Las maquetas son nada más que una carta de presentación al jurado, lo bueno está aún por llegar. Una de las premisas del Valencia Sona es “la difusión de la música en directo”. Vuélveme a repetir la pregunta en abril, el balance será el definitivo.

¿Notas algunas constantes, comunidades más participativas, estilos de música más inquietos?
-- La gente del metal mueve mucho el trasero. Pero eso no es ningún descubrimiento, siempre ha sido así. En lo que he notado un bajón ha sido en el hip-hop, otros años hemos tenido más participantes. De todas formas ha habido una amplia representación de todo el espectro musical, no ha faltado ningún estilo. Por zonas, te diré que Cataluña, Murcia y Canarias han copado la representación, muchos inscritos. No obstante, casi ninguna provincia se ha quedado sin participar.

¿Se seguirá la misma dinámica en las semifinales y en la final que el año pasado?
-- Sí. Habrá 24 semifinalistas repartidos en tandas de 3 durante ocho jueves tocando en directo sobre el escenario de Roxy y de ahí saldrán los 3 afortunados que estarán en la Gran Final de abril. En este aspecto no es necesario ningún cambio, la cosa ha funcionado correctamente hasta ahora y lo mantenemos.

¿Cuál crees que ha sido la virtud del concurso, para que tenga el prestigio que tiene fuera de nuestras fronteras paelleras?
-- Como te comentaba al principio de la entrevista, la honestidad y la transparencia han sido factores determinantes. A eso le sumamos que la gente que trabaja en esto viene de la furgoneta, los pequeños clubes, de la cultura underground... y da como resultado respeto hacia el artista. Creo que se nota que nos gusta lo que hacemos y que lo hacemos de corazón, con la única intención de que sea positivo para todas las partes implicadas. También, parte de culpa de nuestro éxito la tienen los medios de comunicación que han sabido captar la historia y apoyarla. En especial, la gente de Radio 3 (Juan Carlos Prieto, Manolo Ferreras, Xabier Moreno, Jesús Ordovás, Carlos Pina, Rosa Pérez, Fede Moreno...) que desde un principio se ha volcado en la aventura. Y otros culpables... los más quizás, han sido los miembros del Jurado de Preselección y Semifinales de las pasadas ediciones (Eduardo Guillot, Juan Vitoria, César Campoy, Raúl Tamarit, Blanco Añó y El Gato), unos tipos serios, geniales y con excelente criterio musical que me han soportado en la coordinación y en mis manías, y han sido capaces de descubrir la aguja dentro de toda la paja.

¿Porqué no te presentas tú con Huevos Duros?
-- Es sencillo... Huevos Duros no puede ser juzgado por simples mortales y, además, creo que las Bases no contemplan mi estilo musical, que como todos conocen es el “punkmelodicodomesticoindustrialsd”. Bromas a un lado, no sería demasiado ético por mi parte y por eso me aplico la inexistente cláusula de que está prohibida la participación a empleados y familiares de la empresa, como en los sorteos de galletas.

¡Saca la bolsa, mamón!
-- Noooo!!! Que viene el Controla Club y me la quita!!!

* Entrevista que me hizo Charly Alvarez para la revista RockSí! con motivo del concurso Valencia Sona. Se publicó en enero de 2001.